Hoy se arma el arbolito: rituales que buscan atraer las mejores energías

Desde la colocación de la mesa para las fiestas e incluso los colores pueden atraer o repeler ciertas fuerzas.
Nochebuena y, luego, Navidad son fechas que funcionan súper bien para trabajar con la intención y las energías. 
Además, podemos “limpiar” nuestra casa y nuestra vida de aquellas vibraciones indeseadas. Algunas de estos rituales son: 
* Atraer la energía positiva
En un rociador mezcla agua, unas cucharadas de azúcar y una pizca de canela, y luego rocialo en todas las habitaciones de la casa.
* Llamar a la abundancia
Armá un centro de mesa con un plato lleno de legumbres o semillas y colocá entre ellas tres velas blancas. Las semillas representan el año que está por nacer y las velas blancas son el elemento purificador. Este centro de mesa debe dejarse encendido durante el día y apagarse a las 18, ya que a partir de esa hora comienzan los otros rituales.
* Abrir el camino a la prosperidad

Colocá como centro de mesa tres velas: una roja, una verde y otra dorada, rodeadas de hojas de muérdago y de laurel. Encendelas en cuanto empiece la cena y déjalas hasta que se consuman. Al otro día, tira los restos en una corriente de agua (río, mar o alcantarilla). Esto atraerá buena salud, abundancia y amor.
* Para llamar al amor
La ropa interior rosa es un buen amuleto. La prenda debe ser regalada en Nochebuena y estrenarse en Año Nuevo (hay países que usan el rojo y hasta el amarillo). Si lo que querés es olvidar o evitar penas de amor, dejá un recipiente grande con agua en una ventana o patio durante toda la Nochebuena (24 de diciembre). Después de la media noche, tíralo fuera de la casa. Así desterrás el mal de amores.
* El ritual de la buena suerte
Este ritual mágico debe realizarse en la medianoche del 25 de diciembre, con el fin de auspiciar la buena suerte, y atraer las buenas energías. Consiste en tomar una bolsa de madera, y llenarla por completo de arroz, y además colocar también en ella, cuatro pequeñas piedras. Una piedra deberá ser de color amarillo, otra de color rojo, otra, verde y la última descolorida. 
A la hora de la cena, la bolsa irá pasando de mano en mano por todas las personas allí presente, y cada quién sacará una piedra, la cual le indicará lo que le depara el próximo año.
Amarilla, será augurio de abundancia, dinero y buena suerte.
Roja, será la que te depare buenos acontecimientos en torno al amor y tu vida sentimental.
Verde, auspicia la buena salud y la nueva vida.
Sin color, es la más poderosa, ya que anuncia éxito en todos los aspectos de tu vida, para el año venidero.

Desde los inicios de los tiempos, las personas suelen colocar en sus puertas, coronas decoradas, cuando se acerca la Navidad. Estos amuletos, tienen la fama de encerrar en su interior las malas energías que intenten entrar al hogar, y además son tradicionalmente conocidos como fuentes de atracción de abundancia y prosperidad. Se aconseja que la corona sea elaborada de manera casera, con algunas ramas de pino, laurel y una cinta de color rojo.
El dormitorio también puede tomar este espíritu navideño y para eso puedes llenarlo de buenas energías de armonía y amor. Es sumamente inspirador tener tu propio sector de regalos que hará que la pareja se llene de excelentes impresiones y deseos de felicidad para el otro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *